POLÍTICA, COMUNICACIÓN Y EDUCACIÓN…

POLÍTICA, COMUNICACIÓN Y EDUCACIÓN…

 

En varias oportunidades hemos hecho referencia a cómo están vinculados política, comunicación y educación, tanto en la formación del pensamiento, de las conciencias, como así también en la construcción de las realidades. Y…hay realidades y realidades…

Están las que se palpan, se mastican, se huelen, se ven…Están las que se suponen, se intuyen pero se asumen como indiscutibles. En ello tiene una altísima responsabilidad tanto la comunicación, como la educación. Y por supuesto, las decisiones políticas que se hubieran tomado en tales sentidos.

 

Casi como una cuestión cíclica, quienes se propusieron desenterrar aquellos “detalles” que los deformadores de la historia se esmeraron por ocultar, hasta hace poco tiempo se nos dio el privilegio de asistir a un re-descubrir tanto personajes como hechos que signaron nuestra identidad, nuestras raíces.

Gracias a ello, comenzamos a asumir otras concepciones, nuevas interpretaciones. Nos hemos permitido analizar, los hechos, las causas, sus actores y las intencionalidades, ya desde s ángulos muy diferentes a los de las ideas impuestas previamente.

 

Fueron muchas las décadas que se marcaron con la apatía social, la que no se inmiscuía en las cosas de la política, ya que era un tema para quienes se habían preparado. La política se había instalado, tal como se la practicaba en la vieja Grecia, para ser atendida sólo por unos pocos. En la antigüedad eran los “ciudadanos”, donde no entraban los negros, los extranjeros, las mujeres, etc. Se había instalado para que “el doctor” o “el ingeniero” nos enseñasen la política desde un estrado indiscutible, incuestionable. Y el “que viva el doctor” era la consigna más aplaudida.

 

Detrás estaba el entramado que fundaba aquella versión de la práctica política, en aquellos fragmentos de la historia que mejor acomodaban los discursos y los hechos.

Y por supuesto, quienes manejaban la cosa pública, o no tan pública, manejaban la propaganda. No era información, muy lejos distaba de ello. Era simple propaganda. Una continuidad casi interminable de sucesos alejados de las realidades del resto de las sociedades.

 

Entre medio, la educación, que reproducía en forma de conocimiento lo impuesto desde las estructuras de poder, sin promover el análisis ni  la necesidad de saber más… No, eso no era posible.

Sabían perfectamente, desde hacía mucho, que era necesario manipular la historia, los medios y la educación, para poder ejercer el poder sin mayores discusiones.

 

En estos primeros años del siglo XXI tuvimos la oportunidad de revisar los relatos, de considerar otra historia; de replantearnos el cómo generar un pensamiento crítico y elaborar discursos, no a partir de slogans sino a partir de las realidades que pudimos visibilizar. Ahora bien, es mucho decir “tuvimos”, ya que si ello le hubiese ocurrido a la gran mayoría de los seres que pisamos estas tierras, tal vez las lamentaciones que padecemos en los primeros meses del 2016 no hubiesen ocurrido…

 

Pero sí, a contrapelo de lo heredado desde la dictadura cívico-religioso-militar donde prevalecía el “no te metas”, tuvimos la fortuna de comprobar cómo se pueden lograr significativos avances sociales desde lo colectivo.

Gran parte de ello pudo lograr mayor entidad porque acompañaron políticas de estado que permitieron, desde el sistema educativo, desde espacios políticos, desde medios de comunicación alternativos, desenmascarar las estructuras de poder real que desde siempre han sometido a los pueblos.

 

 

Una vez más hemos podido comprobar cómo política, comunicación y educación están íntimamente relacionadas en la construcción de identidad, ciudadanía, consciencia social, compromiso, pensamiento crítico y participación, entre otras cosas. Pero retrocedemos, a pesar de lo bueno que nos ha ocurrido.

 

Estamos nuevamente ante la presencia del peor sistema depredador. Nuevamente se han arrojado contra los pueblos que se decidieron a ser libres. Disculpen los pluralismos, tal vez es la muestra del anhelo profundo de que sean muchas, todas y no pocas las consciencias que se puedan despertar…

 

¿Y por dónde comenzaron a desplegar su sistema destructivo? Desde los medios de comunicación. Los monopolios fueron responsables de la desinformación y el descreimiento en muchos;  ahora están envalentonados con una nueva des-administración y se relamen por hacerse definitivamente con todo el control comunicacional. No obstante, algo nos está manifestando que el personajesco en el poder ya no le es útil.

 

¿Por dónde continúan desparramando su odioso poder? Por supuesto que desacreditando toda participación política, persiguiendo, estigmatizando. Quieren promover nuevamente esa gran cuota de apatía social con una nueva versión del “no te metas” porque “algo habrán hecho”.

Y prosiguen con la otra parte que había iniciado el menemato con el sistema educativo. Para sacarse de encima, el estado nacional de los noventa al sistema educativo, lo provincializó. Lo que sigue es terminar por desguazar todo el sistema para pulverizarlo y que la educación sólo sea el privilegio de algunos no-pensantes pertenecientes a esa clase social. La desconexión es lo que están implementando, en la era de las comunicaciones internáuticas.

Si sirve como para ese reclamo de las autocríticas, creemos que la administración anterior, al menos en los años de su mandato, no mostro algún interés por recuperar el control del sistema educativo, ya que nunca volvió a tener, al menos, escuelas pilotos en cada jurisdicción para profundizar tanto los planes como la utilización de herramientas.

 

Algo similar ha ocurrido en cuanto a los medios de comunicación, ya que con la respetable decisión de privilegiar el sistema democrático, no se intervino al monopolio de desinformación. Tampoco se lo hizo con el poder menos democrático de la República, el judicial convertido en partido de las corporaciones y el imperialismo nazi-sionista.

 

En sentido contrario, podemos comprobar cómo política, comunicación y educación van de la mano, en estos tiempos para destruir lo construido, para desarmar las estructuras sociales que permitieron visibilizar un futuro de país mejor.

Una renovada versión del tristemente conocido Plan Cóndor ha comenzado a sobrevolar nuestras ya endebles instituciones, nuestras riquezas, sobre nuestro pueblo.

 

Y no sólo sucede en Argentina, lamentablemente, está ocurriendo en Brasil, con la reciente detención de Ignacio Lula Da Silva –algo similar pretenden con Cristina Fernández-, con el No en Bolivia y nuevamente con acciones contra Rafael Correa en Ecuador.

 

No pudieron asumir la derrota ante un Chávez que mandó al carajo al ALCA; no lo pudieron asumir, por eso articularon en estos últimos tiempos, y lo hemos venido alertando, con una versión remozada, el TTIP.

Pero ello ni viene solo, reflotan el tema del terrorismo internacional, por ello el avance del comando sur de los ee.uu., que despliega sus fuerzas por nuestra región, con la excusa humanitaria, ofreciendo y brindando “colaboración y asistencia”.

 

Dice en las redes sociales Zita Rosenwald: “…En Argentina pudieron, por muy poco…pero pudieron colocar el candidato de la CIA, el MOSSAD y Reino Unido (el imperio real)…. Son conocidas las vinculaciones de muchos de nuestros gobernantes con estos organismos. Sé que muchos no lo han tenido en cuenta, pero es cada vez más notable. Esta gente maneja todo el poder político, económico y mediático, y actúan con tanta impunidad que pudieron por ejemplo, acusar a IRAK de tener “armas químicas”…entrar en IRAK, destruirla y seguir llevándose sus recursos generando una guerra civil imparable. Lo mismo con Libia, con Siria… Quieren llevarse puesta a Latinoamérica, la retobada, la que decidió unirse en el siglo XXI. Lo de Lula es esto….lo quieren preso, sino, será presidente. Y el pueblo, el que siente… salió a la calle. Esto va a pasar también acá cuando quieran atropellar estos poderes foráneos, que compran todas las voluntades que quieren, a nuestros líderes. Sobre todo a UNA.

Ya nos están entregando y endeudando….vendrán también por los liderazgos. El pueblo estará atento…”

 

Pero algo bueno debe estar ocurriendo, al menos por lo subterráneo del pueblo, desde bien abajo, desde donde siempre han surgido los movimientos que frenaron o amortiguaron ese avance destructor del poder imperial.

Y eso bueno que debe estar ocurriendo, como en décadas pasadas, seguramente está contando con jóvenes actores que han mamado otras realidades políticas y sociales, que han crecido con otros ideales y héroes, muy diferentes a los impuestos por los detractores de la historia, aquella nefasta historia oficial.

Pero ya no están tan ocultos, ya no disimulan tanto, como en los sesenta y los setenta, sus opciones, sus convicciones. Eso nos da esperanza. La esperanza de intentar frenar nuevamente al colonialismo imperial.

 

Quienes hemos tenido, hemos contado con alguna mínima experiencia en esto de los luchas sociales, de la militancia y la resistencia, contamos ahora con el factor joven que viene a reforzar el compromiso y la acción.

 

No podemos esperar a que escampe como decían hace décadas algunos mayores. Esperar a que escampe es esperar que ni siquiera nos queden los girones de nuestra Bandera.

No podemos esperar. La Patria está siendo desguazada y sometida a las estructuras financieras mundiales que ya nos sumieron en la miseria y la dependencia.

Esperar significaría asumir el acta de defunción de Nuestra Patria, la nuestra, la de todos.

Debemos plantear la resistencia desde lo comunicacional, desde lo político y desde lo educacional. Pero también desde las calles para demostrarles que no queremos y no vamos a permitir volver a convertirnos en los vasallos, en los nuevos esclavos del poder imperial.

 

Que así sea.

 

 

NORBERTO GANCI –DIRECTOR-El Club de la Pluma

elclubdelapluma@gmail.com –elclubdelapluma@hotmail.com

http://elclubdelapluma.com.ar

DOMINGOS DESDE LAS 10 HS.

POR FM 103.9 RADIO INÉDITA

www.radioinedita.com.ar

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s