AGONIZA EL IMPERIO, con “manotazos” a nivel mundial

AGONIZA EL IMPERIO, con “manotazos” a nivel mundial
AIbEiAIAAABECI-5y4qY85Pj1gEiC3ZjYXJkX3Bob3RvKig1NWRiZTVlMDVjN2U5YjNlNTRhOTZhZDY0ZTI0YTA2N2E4ODFjMzhjMAGgCxMlYkeh_LqEGklvpO8tHE8dHw
 Lic. Martha Lidia Ferreira                                                                                           
Buenos Aires, 28 de junio de 2015
Tropas de ocupación, en nombre de la ansiada  “paz” o de “solidaridad”, injerencia y desestabilización, por Medios, ONGs, Contratistas y mercenarios (parias de todas partes del mundo, usados como carne de cañón por unos pocos pesos), rindiendo Cuentas a los “señores de las Guerras”, a la industria bélica, Fondos Buitres anidados, bloqueos genocidas, negación consecuente a descolonizar, ya en Siglo XXI, sodomizar Gobiernos cipayos (traidores a pueblos a los que dicen representar), “Síndrome de Estocolmo” (Trastorno psicólogico temporal, que aparece en la persona que ha sido secuestrada y que consiste en mostrarse comprensivo, y benevolente, con la conducta de los secuestradores, e identificarse, progresivamente, con sus ideas, ya sea durante el secuestro o tras ser liberada, muchas veces como forma de sobrevivencia, más o menos racional) generalizado, en lo colectivo, e individual, acorralar pueblos, inmensas inmigraciones con el único objetivo de sobrevivir (a cualquier costo), en un círculo vicioso de miseria-migración-más miseria- desamparo e indefensión, chantaje, amenazas, tratar de implantar un “no hay más salida que el retroceso” a todo lo ganado, corrupción de todo tipo y nivel, terrorismo (irracionalidad) para amedrentar, violaciones físicas a hombres, mujeres y niños, desgarro emocional de generaciones futuras, de todos los derechos y obligaciones suscriptas en ámbitos nacionales e internacionales, Organismos “comprados” al bajo precio de la necesidad (cito a José Gervasio Artigas), guerras cibernéticas de todo tipo y calibre, pérdida de códigos, ética, moral…
Al la inversa de una Metodología didáctica deseada, que indica plantear lo positivo en primer lugar, he asumido esta forma, basándome en ráfagas reales, cotidianas, informativas y con el deseo amarillista de ser difundidas hasta el infinito, con el claro objetivo de que todos aceptemos “no existen opciones posibles”.
Sin embargo, los pueblos resisten. O sea, que voy escribiendo según voy recibiendo, asimilando y elaborando, en tiempo real. Muy poco se escribe, o se extiende la información, destacando el heroísmo de los pueblos en lucha, con sanos ideales y victorias merecidas, y demasiado sobre los avances del Imperio, que siempre ha ocultado sus derrotas.
Olvida el enemigo que NO existe tiempo para deprimirse, para desmoralizarse, cuando ya no se tiene nada para perder, más que la propia vida, en toda la historia de la humanidad, producto de luchas intensas, con campos sembrados de sangre, donde permanecen naciendo utopías. Sólo el hombre puede avanzar, a través de ellas, más allá de su propia existencia, encargándose de que el olvido no sepulte los sueños, de creer profundamente, estos serán realidad cuando se vencen los miedos individuales y colectivos.
Ley de la Negación de la Negación: En la realidad circundante encontramos, en todo momento, fenómenos naturales como el envejecimiento, la destrucción y la muerte. Tomando cualquier fenómeno de la naturaleza verán que tiene su comienzo, es decir, ha surgido en determinado momento; verán también que luego se desarrolla, crece, acumula fuerzas y, después, envejece, caduca. En su obra Ludwig Feuerbach y el fin de la filosofía clásica alemana,Engels decía que, para la dialéctica no existe nada definitivo, absoluto, sagrado. Ve en todo la impronta de la inevitable negación, de la desaparición, y no deja en pie más que el proceso ininterrumpido del surgimiento y la destrucción, el proceso del ascenso infinito de lo inferior a lo superior. (con aporte de www.ecured.cu).
Como vemos, en este sentido, la esencia de la negación consiste en que en el mundo material tiene lugar un proceso constante de renovación, de perecimiento de los viejos fenómenos y de surgimiento de otros nuevos. La sustitución de lo viejo con lo nuevo es su negación
Identificar al enemigo común, visualizar sus distintas formas, en cada espacio/tiempo, condicionar y posibilitar el cortar sus tentáculos evidenciándolos, difundiéndolos, aislándolos, haciéndolos visibles a las masas, desbrozando el idealismo subjetivo y dándonos sentido de realidad es una práctica positiva y muchas veces inconsciente…Ya hemos comprado demasiados “espejitos de colores” (expresión usada en Latinoamérica, respecto a la Conquista europea), que encierra la subestimación a los auténticos dueños de estas tierras, u otras del mundo, ocultando la heroica resistencia que aún hoy se intenta acallar. Existen muchos por allí, que aún desean admirar al conquistador como una “raza superior” y entregan sus pueblos, rindiéndose a sus pies y ofreciendo pleitesía, que habilita el saqueo.
Son notorios los avances de nuestros pueblos, a pesar de todo ello, en ciencia, tecnología, salud, educación, organizaciones sociales, descentralización de Poder al pueblo, aumento de Justicia social, de soberanía aún relativa, de independencia gritada pero fuertemente condicionada, recuperación de las culturas de origen, orgullo nacional, concepto de Patria y su deber y obligación de defenderla. Dicen la verdadera dimensión del hombre la descubrimos en sus debilidades, y férrea capacidad para superarlas, buscando el bien colectivo e individual. Altruismo que secundariza lo personal en bien del otro u otros.
Las masas van generando su conciencia colectiva, que se acumula y, aunque temporalmente, pudiera parecer adormecida, permanece ahí, latente. El hombre NO retorna a la Edad de Piedra. Genera un subjetivo de organización y lucha, de variados niveles y formas: reivindicativo, político, ideológico, nacional, de Patria Grande, globalizada, de internacionalismo, que obliga a tomar partido por opresores u oprimidos. El que ignora esto, sin duda, está apoyando al Imperio! El concepto de “clase”, la posición respecto a los Medios de Producción, dan origen al hombre transformador, y condicionan fuertemente al lumpen, desclasado y/o traidor de su pueblo, deviniendo en defensor de intereses espurios.
Es menester la autocrítica colectiva e individual, en forma profunda y sin destruir, ni actitudes nihilistas (Nietzsche estructuró la conceptualización del término, pero éste ya existía, como corriente en la antigua Grecia, representado por la Escuela cínica, y en el escepticismo). Una crítica constructiva, sin evadir espacios/tiempos, idiosincrasias diferentes, ubicación en determinadas circunstancias, determinantes o condicionantes, con un alto objetivo superador, en lo táctico y estratégico, donde, retroceder sobre derechos adquiridos, no sea una opción.
Si se me permite, recordaré que hace muchos años la explotación, de todo tipo, de los pueblos de América, que otorgaba un corto promedio de vida, y que era semejante, en muchos casos, al del esclavismo (aún no resuelto en el mundo), prácticamente no lo conocíamos. Éramos hormigas, cada uno en su hormiguero, sin saber del otro. El mayor aporte de “Las venas abiertas de América Latina”, juzgo desde mi presente, en ese momento, fue el hacernos comprender que, si la explotación es común, la resistencia y lucha, contra el mismo enemigo, también lo es. Que en el conocimiento y hermandad con el otro, se evita el aislamiento y fortalecen los pueblos. Que hoy van por ti y mañana vienen por mi…
Los mismos carroñeros de siempre, disfrazados y banalizados detrás de los Medios de comunicación, de los cuales son propietarios y, que, por ende, responden a sus intereses, no a los nuestros, deben ser por lo menos cuestionados, al omitir, negar verdades o distorsionarlas, transformándose en “formadores de opinión pública” siempre a favor de intereses del sector financiero: 1% de la población mundial.
Dudo, luego existo: si no dudo, en tamaña maraña de súper información, busco fuentes confiables, razones lógicas, intereses ocultos, si no me pregunto “esto a quien sirve”, no sobreviviré más que como un mutante de humano, claramente devenido en un ser que no puede escapar de su código genético, sin ejercicio de su capacidad de planificar, en dirección a lo mejor para el colectivo e individual.
La decisión de combate no es una consigna, es una actitud, es el reflejo de un interior transformándose en algo superior, sintiéndose portador individual de una conciencia colectiva, que se suma tras objetivos comunes, Revolucionarios, profundos, tras el bien de todos, sin exclusiones, organizándose, debatiendo fraternalmente, buscando unidad (sólo el Imperio practica la desunión: “Luchan por separado y los vencemos unidos”- Imperio romano).
Leo a diario sobre tantas conquistas de los pueblos, y, como contracara, sobre tantas atrocidades contra nosotros, que considero necesario poner en ambos platillos de la balanza lo que corresponde. Puedo deprimirme, abandonar la lucha (si me lo permiten, antes del último puntapié) o sentirme orgullosamente unida a los que la dan sin tregua, en cada rincón del mundo. Debiéramos identificarnos, a todo nivel, con los oprimidos, con los que luchan, sin descanso, en la legítima búsqueda de una humanidad en estadios superiores, no en los que muestran el “retroceso” (“Cualquier tiempo pasado fue mejor”. Su autor fue el político, militar y escritor español Jorge Manrique, 1440-1479. Incluyó tales palabras en Coplas sobre la Muerte de su Padre, el caballero hispano don Rodrigo Manrique), como opción posible y deseada, planteando una retrógrada añoranza ficticia, sobre la cual hemos ganado, desde las cavernas a nuestros días, millones de batallas anónimas. El listado de lecturas también nos es impuesto y muy discutible.
Una cuestión es el Poder que otorga la información, y su correlato de desinformación, y otra el intento descarado de obligarnos a perdernos en un libre albedrío (concepto religioso, de origen filosófico idealista) que inmoviliza. La LIBERTAD, según el Socialismo, es conciencia de lo necesario y posible. Entre un concepto y otro, está el condicionamiento positivo que me veo obligado a proveer. Resaltar necesidades reales (no las sugeridas, ajenas a mis intereses) y verificar las formas de darles respuesta. Debemos elegir, involucrarnos, jamás esperar que los acontecimientos, personales o sociales, simplemente sucedan.
Repito, el verdadero Revolucionario, y los pueblos en esencia lo son, cuando dan su vida por transformaciones que tienen alto costo, son optimistas, y con esa bandera de perpetuarse, de salvar lo deseado y obtenido, de no retroceder, va un invisible hilo conductor histórico, desde los orígenes mismos del hombre, que ha dado todos los héroes que el Imperio sepulta, omite, acalla, pretende ignorar. Los pueblos debemos sentirnos orgullosos de nosotros mismos, porque hemos sostenido una lucha desigual, con una correlación de fuerzas absolutamente desfavorable, por un tiempo infinito que, a la vista está, no han logrado doblegar.
Ningún héroe es tal, sin su pueblo!!!
“Sueña y serás libre en espíritu, lucha y serás libre en vida”  –  CHE
CHESINREDES
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s