LOS DE ARRIBA, NOS SIGUEN PEGANDO ABAJO…

LOS DE ARRIBA, NOS SIGUEN PEGANDO ABAJO…

Quisiéramos poder escribir sobre otros temas, otras cuestiones que nos inviten, por ejemplo a reflexionar sobre nuestra historia, sobre educación, o tal vez sobre interpretaciones filosóficas relacionadas al vivir, su trascendencia, etc.

Y no es que no nos interesen otros temas, pero lamentablemente estamos transitando momentos sumamente complejos, difíciles y tal vez cruciales para responsabilizarnos sobre nuestro presente y destino.

Desde hace bastante tiempo, desde estos espacios, venimos alertando sobre la peligrosidad a la que están expuestas nuestras naciones. El gendarme mundial, el nazi-sionismo imperial vienen poniendo en práctica diferentes estrategias para lograr desestabilizar gobiernos democráticos, elegidos legítimamente.

Imposible renunciar a la memoria reciente en relación a los golpes perpetrados contra naciones soberanas: Honduras y Paraguay son los ejemplos más concretos y pertinentes a la hora de analizar y evaluar lo que sucede en Ecuador, Venezuela, Brasil, Argentina, etc.

Los denominados “Golpes Blandos”, sobre los cuales ya nos hemos referido en varias ocasiones, cuentan con una variedad de estrategias que deberíamos considerar. Entre ellas figuran la desacreditación de funcionarios públicos, la superposición de poderes del Estado, la difusión sistemática de falsas informaciones, intentos por generar caos y temor,  a través del instalar supuestas sensaciones de inseguridad, etc.

En Nuestra Patria Grande hemos podido asistir al despliegue de varias de estas estrategias desestabilizadoras, pudiendo comprobar cómo se desarrollan y los efectos que se pretenden alcanzar.

Si recordamos los recurrentes intentos de golpes padecidos por nuestra Hermana Venezuela, donde el Eterno Comandante Hugo Chávez hubo de padecer secuestro e intento de magnicidio, hasta los actuales intentos de golpes económicos que cuentan con la complicidad de medios masivos de desinformación y un sector de inescrupulosos empresarios y financistas (versión un tanto moderada de los repulsivos mercenarios…); si recordamos todo ello más también el secuestro del Presidente Correa en Ecuador y el accionar mafioso de los medios concentrados de comunicación, podemos armar una somera idea de cómo se pueden desarrollar los intentos desestabilizadores.

El ex Presidente de Paraguay, Fernando Lugo, fue víctima de un golpe de estado institucional. Se recurrió al asesinato de campesinos para justificar la utilización de discutibles recursos de la endeble democracia paraguaya para destituir a Lugo.

Algo similar a lo ocurrido y padecido por Manuel Zelaya en Honduras, nación que aún en estos tiempos sufre sus consecuencias: secuestros, persecuciones, asesinatos. Desde el 2003 y hasta febrero del 2014 han sido asesinados en Honduras cincuenta y un periodistas, comunicadores sociales, etc. Sin contar los asesinatos contra campesinos…

Podríamos ir un poco más atrás en la historia y recordar la vergonzosa guerra contra Paraguay, con la que se privó a esa nación de prosperidad, autosustentabilidad y progreso. Era inaceptable para el poder mundial, tolerar que una joven nación lograra desarrollar sus industrias ferroviarias, navieras, con políticas proteccionistas que impulsaban la siderurgia, las manufacturas textiles, de papel, que tuviese un impulso considerable en la formación educativa, etc. Estamos recordando algo que ocurrió allá por 1864.

Cruzando a zancadas el trayecto de la historia, podríamos también citar en la década de los ’70, lo acaecido en el Chile de Salvador Allende, donde, entre otras cosas, un intento desestabilizador promovido por la imposición de escasez de alimentos, tuvo como corolario el asesinato de Allende y la imposición de una dictadura cívico-religioso-militar, como la padecida en Argentina y otras naciones de la región.

Respecto de Argentina, si hacemos un recorrido desde mitad de la década del cincuenta en adelante, podríamos acordar en que varias de las situaciones padecidas por naciones hermanas, tuvimos réplicas que también nos marcaron con dolor y sangre la memoria.

Sólo mencionar el bombardeo a La Plaza de Mayo en la ciudad de Buenos Aires ocurrido el 16 de junio de 1955, donde centenares de personas fueron asesinadas por cobardes civiles y militares que, como siempre, respondían a intereses foráneos; y la desindustrialización y precarización de nuestra economía, la entrega de nuestras riquezas, la persecución, secuestro y asesinatos ocurridos hasta finales de la década de los noventa, nos puede dar una idea de la preocupante que puede ser la realidad que nos circunda.

Ayer eran aviones, balas, picanas; hoy son fundamentalmente falsas noticias, superposición del poder judicial sobre los democráticos poderes Legislativo y Ejecutivo y alguna que otra muerte morbosamente conveniente.

Nos dice Eduardo Antonio Martínez Guerra: “…el PODER JUDICIAL, autoritario y casi aristocrático, se pintó la cara declarándonos la guerra.

Algunos, no por ser muy experimentados, vimos que la ofensiva la iniciaron al día siguiente de la aprobación de la Ley de Medios…”

Y Miguel Longarini se expresa, entre otros conceptos, diciendo: “…Antes golpeaban los cuarteles, ahora golpean las puertas del PODER JUDICIAL Y LAS EMBAJADAS DEL IMPERIO… Son los mismos, sin fanfarrias ni tanques, pero con un Clarín adentro que los hace MARCHAR…”

Horacio Fernandez sostiene que: “…directamente en nuestro país NO HAY JUSTICIA, la corporación judicial la mato, al convertirse en cruzados por derribar al gobierno elegido por el voto de los argentinos, han destruido la poca credibilidad que había en la Justicia…”

Pero esa corporación judicial no actúa sola, lo hace con la complicidad de los aún medios hegemónicos de desinformación. Fundamentalmente el grupo clarín con todos sus mercenarios pseudo-periodistas, que llevan adelante una campaña desinformativa y promotora de falsas sensaciones de inseguridad social, jurídica, etc.

En Argentina, según parece, pretenden someter al pueblo a la zozobra y el descontento inventando ya cualquier pretexto o acción. El Gobierno Nacional, le guste a quién le guste, ha salido a responder de manera inmediata a cualquier ataque o intento de golpe que se ha pretendido dar, no sólo con declaraciones y/o comentarios, sino con medidas y acciones contundentes que, en muchos casos, han tomado desprevenidos a enemigos y partidarios.

No obstante y ante un tiempo electoral sobre nuestros talones, se supone que habrán de recrudecer las maniobras desestabilizadoras, con (y esperemos estar equivocados) alguna que otra muerte más.

Ante ello el grueso de nuestra sociedad, la que ha decidido vivir con dignidad y futuro, habrá de estar alerta y expectante para acompañar cualquier medida y acción que desde el Gobierno se decida, para contrarrestar los posibles ataques con los que pretendan interrumpir los tiempos democráticos, institucionales.

De nosotros, de los que optamos por una camino de construcción, con diversidad e inclusión, con participación y esperanza, depende sostener, defender y actuar, en su caso, pada impedir nos roben la esperanza.

Que así sea.

 

NORBERTO GANCI –DIRECTOR-El Club de la Pluma

elclubdelapluma@gmail.com –elclubdelapluma@hotmail.com

http://elclubdelapluma.bligoo.com.ar

DOMINGOS DESDE LAS 10 HS.

POR FM 103.9 RADIO INÉDITA

www.radioinedita.com.ar

Notas, referencias y material consultado

http://corresponsalesdelpueblo.bligoo.com/honduras-periodista-de-rapcos-carlos-fernandez-fue-asesinado-este-jueves-al-finalizar-noticiario

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s