“SE VA A ACABAR, SE VA A ACABAR…”

“SE VA A ACABAR, SE VA A ACABAR…” 

 

“…Controla el petróleo y controlarás naciones; controla los alimentos y controlarás pueblos…” (Henry Kissinger) 1

 

“…El uso de la maquinaria bélica y de los recursos energéticos no ha sido suficiente para el control completo de la voluntad de los pueblos. Se necesita algo más y este “algo más” resulta ser la comida diaria en el planteamiento de uno de los más siniestros globalizadores…” David Rockefeller. 2

 

Nada ha cambiado en cuanto a estrategias. Tal vez se han modificado las herramientas, tal vez; pero las estrategias y sus actores, con algunos nombres cambiados, continúan siendo los mismos…

Dominar, controlar y someter es lo que se pretende. No hay nada nuevo. Todo es cuestión de manipular para obtener resultados en este macabro, perverso sistema depredador capitalista en el que nos han metido y, nosotros entramos casi mansamente como oveja al matadero…

 

Los que contamos con algo de memoria y hacemos esfuerzos por comparar épocas y sucesos, no podemos dejar de relacionar lo que hoy acontece con parte del pasado.

En cualquier país del planeta, con las características propias en cada caso, han padecido y padecen las arremetidas del poder mundial en las sombras, ya no tan sombras.

 

Desde hace muchos años difundimos y alertamos sobre las diferentes formas de manipular y controlar que esgrime fundamentalmente el hoy ya más conocido Club Bilderberg.

 

¿Qué tiene que ver este Club con lo que hoy acontece en Argentina, por ejemplo?

Todo…

 

Quien maneja el narcotráfico, los recursos y bienes naturales, la economía, el tráfico de armas y el acceso a los alimentos, maneja el mundo…

 

Julio García Camarero en su trabajo “Capitalismo Gore Global” expresa, entre otros conceptos: “…EEUU necesita apretar el acelerador de su crecimiento y reafirmar su economía que comienza a estar en entre dicho. ¿De qué forma consigue estos objetivos? Pues a base de generar guerras y caos en países que considera estratégicos…” 3

Argentina y todo Nuestro Continente son la presa codiciada, pero que en parte le es rebelde con gobiernos que han rumbeado hacia la izquierda en concepciones sociales, con lo que han empoderado a gran parte del pueblo, del potencial para torcer el destino adverso que siempre ha pretendido y pretende para nosotros el imperio global.

Y no han podido con el pueblo Venezolano, como tampoco con el Ecuatoriano y mucho menos con el Boliviano.

Desde hace un tiempo, pongamos como referencia, sólo referencia, desde el 2008 Argentina es el objetivo…

 

Cuando los inicios de la nueva era democrática en Argentina, a pesar y por la continuidad de varios sectores genocidas vinculados a espacios de poder, se intentaba concientizar a la sociedad de esta otra opción de vida y desarrollo socio-político denominado “democracia”, las pujas fueron sumamente fuertes y las amenazas de nuevos intentos desestabilizadores se hacían presentes en toda oportunidad.

En el ’88 se vivió claramente el accionar de los poderes económicos que, antes implicados, asociados a la última dictadura cívico-religioso-militar, pretendían retomar el control como en gran parte de los ’70, obligando a imponer un sistema de dominación y control por el manejo antojadizo de la economía. Y así ocurrió…Devaluación e inflación monstruosa que asoló el país en hambre, desocupación, miseria, desesperanza y en gran parte la desilusión de lograr alguna vez desprendernos del horror…

 

Entre medio hubo los primeros intentos por enjuiciar y condenar a las cúpulas militares por los crímenes de lesa humanidad cometidos en el último gobierno de facto. Y tal vez allí hubo uno de los primeros errores: no sólo militares fueron y son responsables del genocidio en Argentina; eran civiles los que precisaban imponer el modelo de expoliación y que contaron con los del brazo armado para sus objetivos… Los civiles empresarios y financistas no fueron a parar a banquillos de acusados. Eso vino después…en parte…

 

No podemos mirar este presente sin recurrir, sin llevar nuestra mirada hacia este reciente pasado que tan hondamente nos marcara a fuego y dolor.

Quienes hoy pretenden sumergir a la sociedad en la desesperación, son los mismos que ayer golpeaban las puertas de los cuarteles para que reprimieran, secuestraran, torturaran y desaparecieran a muchos más que a treinta mil…

 

Por primera vez en esta era democrática, se le ha dado la oportunidad a un importante sector de nuestra sociedad de salir de la invisibilidad y la miseria, recuperando en algo su dignidad negada por décadas de atraso y frustración.

Por primera vez hay una posibilidad de transformar tanto presente y futuro en concreción de muchas esperanzas.

Por ello los especuladores, traidores y poderosos de siempre; los mal denominados formadores de precios (nosotros con nuestras actitudes deberíamos regir esta cuestión de poner valor a las cosas…) han salido nuevamente a pretender robarnos desde la alegría hasta la posibilidad de tener una vida digna con posibilidades de un futuro mucho mejor…

Y no es cuestión de partidismo, es cuestión de una realidad que se palpa, como la del joven que obtiene la posibilidad de reincorporarse tanto al estudio como al sueño de formar una familia y prosperar…

 

Bien vale aportar parte de un trabajo de Julio Gambina titulado “la Devaluación del Peso Argentino”: “…Es un dato que las devaluaciones favorecen a los grandes productores y exportadores y de hecho, era la demanda de los sectores hegemónicos de la producción local, buena parte asociada a la transnacionalización capitalista de la economía argentina. La contracara es el perjuicio para quienes perciben ingresos fijos, los trabajadores, regulares e irregulares, activos o pasivos, a tiempo completo, flexibilizados o tercerizados, los que reciben planes sociales e incluso productores y empresarios que asocian sus ventas a este importante sector de la sociedad. Son pocos los beneficiados, el poder económico más concentrado, y son millones los que verán afectados su capacidad de compra. Las devaluaciones no generan equidad, y aun mejorando competitividad, algo que no es seguro, supone la transferencia de recursos de los trabajadores a los propietarios concentrados del capital…” Agregando luego: “…Claro que estamos remitiendo a la nacionalización de la banca y del comercio exterior, y que ello supone un enfrentamiento con el poder económico y político, que se requiere constituir sujeto social y político para sostener la confrontación. Ello necesita asumir un nuevo rumbo modificando la ecuación de beneficiarios y perjudicados del orden económico y social en el país (…) El precio de la divisa, de los bienes y servicios, o de la fuerza de trabajo se dirime en el capitalismo en un mercado monopolizado por grandes capitales altamente concentrados y centralizados. Los Estados pueden convalidar la situación o enfrentarla, lo que supone romper la lógica del capital para intentar organizar un orden diferente, anticapitalista, incluso socialista…” 4

 

Por eso, el despreciable capitalismo ha comenzado a clavar sus garras nuevamente. No está solo. La complicidad de una gran porción de la sociedad que prefiere, elige argumentar con las falacias mediáticas de la otra pata del poder mundial, es imprescindible para que el horror comience a ganar nuevamente las calles. ¿Habremos de permitírselo? Esperemos que no…

 

Las responsabilidades en esta nueva situación de pretendida desestabilización son repartidas, compartidas. No solamente el presidente de la pirata shell es responsable. También lo son todos y cada uno de los comerciantes que “agarrados” en el tema de una devaluación, han retirado productos del mercado y se han negado y se niegan a vender, olvidando su responsabilidad de proveer para ejercer su poder de  especular.

 

Los argentinos no estamos solos en esta historia en donde se pretende poner un pie sobre el lomo de los pueblos para someter, dominar. En Medio Oriente, en África, en Ucrania, en todo territorio donde haya recursos y bienes naturales, donde los seres humanos seamos un obstáculo en sus rutas del narcotráfico y del tráfico de armas, seremos presas de sus mezquinos intereses.

Por ello, la reacción de los pueblos en defender nuestro derecho a una vida con dignidad se debe hacer presente en las calles, en los campos, en todo terreno propicio para sostener y hacer prevalecer nuestros sueños y convertirlos en realidad.

 

Es ahora nuestro tiempo, no podemos esperar.

 

El destino está en nuestras manos, con decisión y valor habremos de torcerle el brazo opresor a este sistema repulsivo que pretende nuevamente someternos a dolor.

 

Que así sea.

 

 


NORBERTO GANCI –DIRECTOR-El Club de la Pluma

elclubdelapluma@gmail.com –elclubdelapluma@hotmail.com

http://elclubdelapluma.bligoo.com.ar

 

DOMINGOS DESDE LAS 10 HS.

POR FM 103.9 RADIO INÉDITA

www.radioinedita.com.ar

 

Notas y Referencias

 

http://www.burbuja.info/inmobiliaria/temas-calientes/276758-henry-kissinger-no-oyes-tambores-de-guerra-que-estas-sordo.html

 

http://www.aporrea.org/internacionales/a166692.html / http://iniciativadebate.org/2014/01/05/las-semillas-y-el-dominio-del-mundo-por-el-hambre/

 

http://www.rebelion.org/noticia.php?id=172845

 

http://www.argenpress.info/2014/01/la-devaluacion-del-peso-argentino.html#.UuPFTvtlgQ0.facebook

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s