CONMIGO O “SINMIGO”…

CONMIGO O “SINMIGO”…

Intento, desde el título, matizar con una humorada, para hacer referencia a esto de las supuestas “opciones” que el sistema nos ofrece…

O se está de un lado o se está del otro…

Bueno, no sé si en realidad deba ser tan severa la elección, tan drástica. Porque tal vez se pueda mirar un poco hacia los costados, hacia atrás, hacia adelante y “descubrir” que no todo es tan duro como para no darse cuenta de infinitas posibilidades…

A nivel político parece ser esa la práctica o condicionalidad para “pertenecer” y por ende “participar”.

Nuevamente los sectores históricamente dominantes en Argentina y  en el resto del Continente, y algunos otros camuflados de combativos y militantes salen a desempolvar las viejas y sucias estrategias para golpear, desestabilizar, cuando les han tocado o les tocan, algunos pocos de sus magníficos intereses y beneficios.

Los contaminantes y asesinos agrosojeros de un lado y “representantes” de espacios “sociales” salen a “parar” porque algo no les cierra.

Entre tanto, en el territorio hay innumerables explotaciones mineras que degradan a mansalva nuestras tierras, contaminan nuestros recursos, provocan éxodos innecesarios, roban nuestras riquezas…y los poderes de los estados sin actuar en consecuencia para, devolver el control absoluto de los mismos al pueblo, resguardar nuestros intereses, beneficios y bienes ancestrales y naturales. Mucho se ha destruido, se ha perdido de loque refería a nuestras identidades…

Es cierto que siempre, siempre falta mucho por hacer y son muchas las cuentas pendientes; desde las históricas hasta las más recientes.

Las tierras ancestrales aún sin restituir, la completa eliminación del analfabetismo y la indigencia; la recuperación completa de nuestra memoria bien pasada y reciente; de nuestra identidad continental; la profundización en la “distribución” y socialización total de los medios de comunicación; la defensa irrestricta de nuestros bienes y recursos naturales y su consecuente control y explotación a cargo absoluto del Estado (nosotros, no privados de aquí o de afuera…); etc.

La dicotomía parecería ser: o se es “nacional y popular” o se es “opositor”…

Dicha antinomia, podríamos acordar, es muy endeble. A lo largo de esta última década, el cruce de un lado hacia el otro y viceversa también entró dentro de las prácticas políticas… ¿Y las convicciones?, ¿los ideales???… esas son otras cosas…

Podríamos también considerar la posibilidad de evaluar como bastante pobre el argumento de que, si hay una observación o crítica al gobierno de turno es porque se es opositor. ¿Por qué el pensar o entender distinto se considera oposición?…

Nos falta mucho para lograr eso que pocas veces se reconoce como necesario, que es la autocrítica, el reconocimiento de errores propios, admitirlos y revertir, en caso de ser necesario y posible… Claro, seguramente quienes han hecho autocrítica, tal vez en su intimidad, son los que se han cruzado de veredas…

El límite entre la libertad y el autoritarismo es muy delgado…tan delgado que se confunden las intenciones de fortalecer cambios con la posibilidad de infiltración desestabilizante…

No son posibles las construcciones desde el autoritarismo, desde el absolutismo, desde la obsecuencia…, las construcciones se logran desde las disidencias, desde las miradas diferentes, desde las posturas y pensamientos diferentes.

Algo similar a la concepción que Comenius (Jan Amós Comenius 1592-1670) planteaba sobre “Educación”, considerándola una construcción colectiva, partiendo desde la mirada en que cada uno de quienes intervienen en el hecho educativo, posee saberes, experiencias, conocimientos, etc. 

Del mismo modo, podríamos considerar que la “política”, también es una construcción colectiva, basada en las disidencias. De cómo, desde cada una de las miradas individuales, vamos dando forma a una concepción plural de la “cosa pública”, del interés público, general.

Con ello, podríamos también considerar que, “comunicación-política-educación”son partes de un mismo cuerpo, de una misma integralidad. “comunicación-política-educación” están vinculados, independientemente de opiniones contrarias, a la construcción de Historia, Identidad y Realidad.

No entenderlo de esa manera, contribuye, abona las variantes de distracción que se utilizan para dar cuerpo al “rebaño desconcertado” del que habla Chomsky.

El entramado de complejidades a nuestro alrededor es cada vez mayor, y la multiplicidad de temas que dan vueltas, nos impiden ver con mayor claridad, cómo la estrategia de distracción va funcionando a la perfección…

En sus “10 estrategias de Manipulación Mediática”, Noam Chomsky expresa: “…Mantener la Atención del público distraída, lejos de los verdaderos problemas sociales, cautivada por temas sin importancia real…”

Esa “distracción” es la que también utilizan los sectores que se dicen interpretar las realidades de los pueblos, sus necesidades, ya que, muy a pesar de las declamaciones, siempre hay intereses ocultos que tergiversan de manera absoluta la finalidad expresada.

Sectores de poder han deformado la Historia, de la misma manera en que se deforma aquello denominado, eufemísticamente, “realidad”, y de la misma manera en que se condiciona y se deforma el concepto y fondo “educativo”; cuando se muestra, se da a “conocer” aquello que es “necesario” implantar en el consciente e inconsciente colectivo.

Estamos haciendo referencia a un condicionamiento y manipulación del pasado, presente y futuro…

El “rebaño desconcertado” no reacciona ante el desmembramiento del cuerpo, del tejido social. Circula por la existencia, convencido de que nada tiene que ver con nada, cuando todo tiene que ver con todo…

Pero, por ejemplo en Argentina se insiste en que, se está de un lado o se está del otro. Los gordos agrosojeros y sindicales, unidos, pero separados, por una parte; los nacionales y populares por otra, los dos (o tres…) enfrentando nación contra nación…bueno una forma de decir, parte del pueblo contra otra parte del pueblo, porque, la mayoría pertenece al “rebaño desconcertado” que mira, o escucha o se entera de que “algo está pasando”… y ha quedado como una sentencia: “conmigo o sinmigo” en una deformada expresión cuasi popular… En el medio, o al costado, como ignoradas, muchas de las “cuentas sin saldar”…

Porque hay vidas, existencias que no están en esa puja de poderes, como tampoco haciendo las revoluciones de los cafés ni de los teclados…hay existencias que ni siquiera se enteran que “otros” están decidiendo, arbitrariamente, sus futuros…

Nuestras Historias como pueblos están salpicadas por intentos de revertir las lamentables realidades a las que nos subsumieron los psicópatas poderosos de siempre. Nunca fueron suficientes, o hubo traiciones a las convicciones…

En décadas pasadas Nuestro Continente experimentaba una transformación, que parecía ser la esperanza de la “unidad”, al pretender romper con las ataduras de la ignorancia, el sometimiento, la exclusión y los genocidios… Lamentablemente se truncaron los sueños y las ilusiones depositadas en la construcción a nivel continental, del “Hombre Nuevo” del que hablaba el Che…

En estos tiempos pareciera que la posibilidad de esa construcción se ha renovado, pero vuelve a ser amenazada, y de manera frenética se instrumentan diversas formas de manipulación, control, desinformación y/o deformación de acontecimientos, personajes e intencionalidades… 

Todo parece cíclico, repetido. Pueblos que se levantan contra opresores; traidores que entregan esos pueblos a otros opresores; luchas que se enarbolan por ideales ayer caídos y hoy vueltos a caer; en el medio van quedando como gotas sueltas, ideas, frases, imágenes que se transmutan en otras y los postergados de siempre, aunque en renovadas generaciones, aguardan que podamos concretar, alguna vez, los sueños de unidad y libertad…

Rollo May en su libro “Fuentes De La Violencia” expresa entre muchos otros conceptos: “…Si una especie animal se vale de su fuerza superior para matar a todos los otros animales de las inmediaciones, es obvio que cuando los necesite como alimento no los va a tener. Este “equilibrio de la naturaleza” es un delicado entrelazamiento de la fuerza de diversos animales y plantas en su relación recíproca. Cuando se perturba dicho equilibrio, nos enfrentamos con perspectivas realmente terribles, como lo estamos aprendiendo a nuestra propia costa en la moderna ecología. Es decir que para no caer en la autodestrucción, el poder sólo puede aliarse con la fuerza hasta el punto en que se le da la posibilidad de destruir la identidad del otro. E n una batalla de artillería en Occidente, destruir la identidad del enemigo es precisamente el objetivo del cañoneo. Por eso lo cito como ejemplo del efecto autodestructivo del poder aliado con la fuerza. Aquel a quien matamos, y que evidentemente pierde su ser, ya no está presente para ofrecer a la comunidad aquello que era capaz de darle, no es ya una persona con quien podemos relacionarnos; por ende, nosotros nos empobrecemos…” (1)

Si en la confrontación de ideas, en las intervenciones aparentemente desubicadas, en posiciones opuestas a nuestras concepciones, sólo ofrecemos la negación y el descrédito, probablemente, como sostiene Rollo May, nos empobrezcamos; porque la riqueza del otro seguramente será ignorada por nosotros, por lo que nos quedaremos sólo con el “nos”, sin el “otros”

Como reiteradamente sostenemos, de nos-otros depende cambiar la historia, construyendo un futuro mejor…

Que así sea…

NORBERTO GANCI –DIRECTOR- El Club de la Pluma

NOTAS

1)      “FUENTES DE LA VIOLENCIA” –Rollo May- Emecé Editores – Buenos Aires, Febrero 1974
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s