CONTRADICCIONES…


CONTRADICCIONES…
El sistema se alimenta también, de estas contradicciones…
El miedo al otro, el cuidarse del otro, cuando nos estamos descuidando, nos estamos desprotegiendo entre nosotros, aumentando las soledades y promoviendo mayores desigualdades…creo…son contradicciones…?
¿Es lo mismo contradicción de opuesto?
Tal vez tenga que ver con lo confuso, con la no claridad de los conceptos, de las acciones y las consideraciones.
Tal vez tenga que ver con eso de cómo observamos las realidades. Creo…
La historia nos ha mostrado contradictorias visiones de hombres y pueblos. Algunas fueron justificadas con eso de las circunstancias coyunturales del momento…
No obstante, mientras otros nos han marcado caminos incorruptibles, y aún hoy algunos los marcan, en derredor danzan casi grotescamente los contradictorios y oportunistas que, mercenariamente se aprovechan de procesos de cambio, transformaciones…
Son los que empañan y retrasan el camino…
Decía el Che: “…Revolución o Muerte…”, expresa el Comandante Hugo Chávez: “…Socialismo o Muerte…”; mientras el capitalismo salvaje va regando miseria, desigualdad, y un mar de mentiras disfrazadas  de foros, cumbres y reuniones multilaterales que, no son más que las instancias generadoras de “nuevos proyectos económicos”, dilapidando recursos, promoviendo el inútil “turismo militante” y engrosando los bolsillos y cuentas de unos pocos…
En medio de todo esto, pueblos enteros que se desangran, que intentan defender la dignidad, su dignidad…, pueblos que se alzan, se revelan, que intentan recuperar sus tierras, su derecho a la existencia…
Manifestaba un militante activo del Movimiento Sin Tierra de Brasil (MST), que el Movimiento tiene muchas contradicciones. No es sólo capital o característica del MST… Contradicciones que, a cada instante revuelven, mezclan y tal vez refloten el sentido y finalidad de las luchas, aún inconclusas…
El MST, con una trayectoria de más de veinticinco años, desde que iniciaran marchas, tomas de tierras, recorriendo la geografía brasilera, reclamando el derecho a un espacio dónde desarrollar la vida tuvieron, como en todas las luchas sociales, persecuciones, represión, muerte.
Se convirtieron en un modelo de lucha, de organización que trascendió las fronteras, convirtiéndose en referentes de similares movimientos en otros países.
Eran los “indignados de la tierra”, los invisibilizados por el sistema. Eran los que demostraban que la organización puede enfrentar las balas y promover la actividad colectiva productiva, ante la hoy globalización de la precariedad, de la indigencia.
A pesar de continuar en las luchas, hoy conforman otra característica, otro detalle más del paisaje brasilero… ¿Contradicciones?…
La Amazonia reúne a varios países: Perú, Bolivia, Colombia, Venezuela, Brasil; y allí, sumado al genocidio provocado en la zona de Caucherías hace más de cien años, y otros tantos que prosiguieron, los proyectos extractivos y de explotación de recursos, hacen peligrar la biodiversidad, entiéndase por esto naturaleza, originarios, etc…
Ello también habla de “Contradicciones” en países que trabajan y luchan por una alternativa al salvaje capitalismo…
Una autoexiliada venezolana que, se fue de su país porque veía un nivel alto de corrupción y que todo el proceso bolivariano, es un engaño… Claro, esta autoexiliada venezolana es una profesional que logró encontrar una actividad laboral en Brasil, teniendo la oportunidad de elegir entre este país, Brasil, y Francia… Oportunidad que no todos, creo que pocos, tienen tanto en Venezuela, Bolivia, Cuba, Argentina, etc. Los que se quedan cuentan al menos, en gran número, con la dignidad de proseguir, a pesar de las desigualdades, de las contradicciones…
La contradicción de la razón, o la contradicción del discurso que pretende excusar la retirada de la batalla por la vida.
Cuando nos alejamos de los problemas, enjuiciándolos, seguimos siendo parte del problema. No resolvemos pero tampoco aportamos. Miramos desde lejos sin el compromiso de la entrega.
Tal vez tengamos que analizar, considerar la posibilidad de revertir, modificar nuestro diario accionar, para que cada gesto, cada acción, cada palabra sean portadores de encuentros, coincidencias y construcciones, dejando para el recuerdo muchas de nuestras lamentables contradicciones…
Que así sea…
NORBERTO GANCI –DIRECTOR- El Club de la Pluma
DOMINGOS DE 19 A22 HS. (ARGENTINA)
El Club de la Pluma
por
FM 107.3 RADIO LA STACIÓN
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s