“ENTRE LAS GANAS, EL DESEO Y LA REALIDAD…”

“ENTRE LAS GANAS, EL DESEO Y LA REALIDAD…”
Puede ser un arranque, un impulso por no querer “editorializar”, por no querer decir, escribir aquello que, tal vez, coincida con varios…
Puede ser uno de esos días en que la mirada diaria, puesta sobre sucesos cotidianos, me haya provocado una esporádica paralización de las “ideas”…
Puede ser que, en ese constante fluctuar que tenemos los humanos, respecto del humor del momento, éste sea el instante de la marcación más baja…
Lo cierto es que en este intento por expresarles algo, hoy nadie ha muerto, ni de hambre, ni de frío, de muerte entera, o muerte de a pedazos…
Hoy nadie se ha suicidado, ni nadie se ha contaminado, ni nadie levantó su mano asesina contra “otro nadie”…
Hoy se ausentó la mezquina estupidez imperial; hoy dejaron de perseguir, hostilizar y martirizar a pueblos enteros, pueblos indefensos…
Hoy las cuentas han cerrado y los balances se han conformado; y  no hay manifestaciones en las calles, ni en las rutas y mucho menos en los campos…
Parece uno de esos domingos, aunque en el calendario sea con otro nombre, que huelen a tostadas y café recién hechos; y ni siquiera la esperanza y el desencanto alterarán la mañana, aunque tal vez en este momento sea la tarde o la noche…
Será tal vez el contagio del momento político oficial, que es tan amable y esperanzador…por estar en campaña; o será el momento opositor que vocifera contra lo que se hizo y promete hacer…si llega…
Todo lo detallado puede ser… pero, bueno, disculpen, fue un rapto de irracionalidad?, esperanza?…, tal vez…
Lo cierto es que desde la semana pasada a ésta no ha sido mucho lo que ha cambiado la realidad cotidiana, ni en el país, ni en el continente, ni en el resto del planeta.
El detestable imperio monopolizador y asesino, continúa dejando a su paso una irreparable estela de muerte, miseria y dolor; y como siempre, sin variar sus cometidos, pretende desgarrar nuestro continente para continuar alimentando su avárica obsesión…
Pero también es cierto, como de alguna manera manifestara en anteriores oportunidades, que mucho se ha aprendido de esta historia tan reciente en la humanidad; y las conciencias por acciones urgentes se están manifestando, a fin de enfrentar con valentía y dignidad los intentos por destruir nuestro futuro y presente.
Ha sido simplemente un instante por intentar ver desde la ingenuidad, desde los ángulos poco recorridos, la realidad que nos mueve diariamente, la realidad que palpamos, respiramos y a veces sufrimos.
También ha sido ese resabio de rebeldía contra realidades que, creo, no queremos. Pero bueno, parece que a veces es necesario hacerse algunas escapadas por los mundos ideales que tantas veces soñamos…
Alguien me preguntaba sobre la dirección que tendrían estas palabras, y en realidad no un horizonte determinado; son los divagues por no dejarme atropellar por las miserias cotidianas.
Resulta que he refugiado las palabras, en reiteradas oportunidades, en el pesimismo, el descontento y el reclamo; y no quería en este momento repetir y repetir la constante queja y reclamo por un cambio, de conciencias y realidades…
Pretendía, al menos por un momento, disfrazar acontecimientos con el vibrar de un fin de semana largo en paisajes diferentes, con rostro indiferentes que miran como al descuido como vamos perdiendo, día a día posibilidades ciertas de una vida mejor…
En fin, por más que lo intento, a veces lo logro por momentos, me es imposible dejar de mirar la realidad, tratando de entender por qué no apuntalamos el árbol cuando vemos que está por caer…
Entre las ganas, el deseo y la realidad, ésta última es la que nos lleva puestos por delante, aunque se hagan ingentes esfuerzos por desnaturalizarla…
En animarnos a reconocerla, creo está la conciencia y motor para cambiarla, modificarla en beneficio de todos…
O como expresaba Lenin: “…Es preciso soñar, pero con la condición de creer en nuestros sueños. De examinar con atención la vida real, de confrontar nuestra observación con nuestros sueños, y de realizar escrupulosamente nuestra fantasía…”
Tomemos las armas que nos da la historia, con nuestros genuinos héroes al frente, no los de bronce, sino los de carne, hueso y barro, para alentar y transformar la existencia en la alternativa posible para todos…
Que así sea…
NORBERTO GANCI –DIRECTOR- El Club de la Pluma
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s